La bodega



La bodega, se encuentra, en la  antigua capilla de la finca, rodeada de bosques y viñedos

 



 

DEL VIÑEDO A LA BODEGA

 Vendimiamos en el momento óptimo de maduración, a mano, en día de fruto, haciendo la selección de las mejores uvas en el propio terreno.

Trabajamos como lo hacían nuestros abuelos, con el alma, en la creencia de que el buen vino, está en la viña.  La vendimia se inicia a primera hora de la mañana, solo hasta el medio día, para que la uva entre fría y viva en la bodega

La bodega está en el propio viñedo.

 
 
 

Pisar la uva, experiencia única y mágica, la vendimia es emoción.

Comienza el proceso del vino, punto de contacto entre la viña y la bodega, rito de unión, de lo natural a lo humano, celebración y fiesta como parte de la cultura del vino.
Una antigua tradición que une lo económico y lo social, lo individual y lo colectivo, lo laboral y lo lúdico, el alimento del cuerpo y el del alma.
Dura tarea, a la que los antiguos viticultores, incorporaron ritmo, música, convirtiendo el trabajo en danza
Pisar la uva, es abandonarse a una experiencia dionisíaca. Sentir la resistencia de uva, bajo los pies,
sensación liquida de mosto frío que se escurre entre los dedos, perfume que impregna el aire.
Se desperezan los sentidos, tacto, olfato, oído, gusto y vista.

 
Los pies lavados, son tan buenos para pisar la uva, como las manos limpias lo son para preparar nuestra comida, ejercen la presión justa para extraer el dulce mosto, sin romper las pepitas

NUESTRO TRABAJO EN BODEGA

 En bodega somos meros observadores de un proceso natural, dejando que la uva se exprese, por si misma, los procesos de vida presentes en cada una de nuestras uvas,  permiten al zumo volverse vino por sí solo.
Vinificamos cada variedad por separado. en depósitos de inox.
Más tarde haremos un coupage  para encontrar el equilibrio
El vino no se estabiliza, tan solo un leve  filtrado y la menor adicción posible de los controvertidos sulfitos.

 



Desfangado
 

 
 cada una de nuestras botellas se pinta a mano.


 
 
 
 
 

SIMPLICIDAD EN LA BOTELLA

 A Pita Cega se embotella en botella ecológica, de menos de 400 gr de peso (cuando el peso de una botella normal es de 1000 gr aprox), negra, para protegerlo de la luz, utilizamos corcho natural, de bosque protegido, sin cloro y para etiquetar, papel reciclado y tintas vegetales, el encapsulado lo hacemos  con estaño puro 100% ecológico o con lacre natural, aunque a mas de uno se le resista, al descorchar, tiene una belleza insuperable y el brillo y la dureza de la  resina de pino.